Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Aceptar Cómo configurar

3 factores a tener en cuenta a la hora de contratar a alguien para tu negocio

3 factores a tener en cuenta a la hora de contratar a alguien para tu negocio

2017-06-22 07:27:45

3 factores a tener en cuenta a la hora de contratar a alguien para tu negocio.
 
Si estás en el trance de buscar a alguien para completar el equipo de trabajo en tu empresa o negocio, es justo el momento de echar un vistazo a este post. En él te hablaremos de las tres variables que debes analizar a la hora de elegir al candidato más indicado.
 
Los procesos de selección que tienen estandarizados las empresas se inician con una oferta para un puesto determinado, del que normalmente se describen las funciones a desempeñar, las condiciones económicas, etc. Así como también los requisitos. Se lanza la oferta por uno o diversos canales (Web especializadas –InfoJobs o similares–, INEM, prensa, colegios profesionales, etc.), se reciben y filtran los CV en Recursos humanos de la empresa y los más acordes con los requisitos se citan para una primera entrevista personal a la que le seguirán otras hasta dar con el candidato más apropiado.

Estamos ante procesos que llevan igual desde hace décadas.

Pero cuanto nos rodea evoluciona, no hay más que ver lo que ha supuesto internet para empresas y negocios en la última década. Y con ello también lo han hecho los sistemas de estudio de la personalidad. Dado que estamos hablando de un proceso de selección de personas, cuanto mejor conozcamos las tipologías de personalidad mejor distinguiremos las que nos podemos encontrar. Eso nos da la oportunidad de aumentar nuestra conciencia sobre el perfil del personal que requiere el puesto para el que estamos buscando.
 
 Existe una interesante herramienta que podemos usar como sistema de identificación de la personalidad y que dará a nuestro proceso de selección no solo mayor eficacia y precisión sino un mejor conocimiento del personal que ya conforma nuestro negocio. Se trata del Eneagrama, y te lo desmenuzaremos en los siguientes post.

Por el momento, aquí te dejamos los tres análisis que te ayudarán a contratar la persona idónea.
 
1- Lo que necesitas. Antes de redactar la oferta debemos tener claro el cometido de la persona que estamos buscando. Para ello es fundamental ser honestos con nosotros mismos y muy realistas. Por ejemplo, si nuestro negocio es una empresa pequeña en la que todos hacen de todo la mejor opción será una persona flexible y versátil. Si se trata de una empresa de mayor tamaño y muy jerarquizada, deberíamos optar por alguien con deseos de ascender pero con un espíritu disciplinado.

2- Lo que tienes. Cuando buscamos a alguien para incorporar a nuestra empresa es fundamental tener claro el perfil que mejor encajará no solo con la llamada cultura de empresa (la forma de pensar, sentir y actuar del personal, y las relaciones dentro de la empresa) sino con la plantilla de personas que ya la componen. Para ello existe una herramienta muy interesante y fácil de usar, que ya comienzan a utilizar las empresas de procesos de selección. Se trata del Eneagrama, que nos dice según el tipo de personalidad de un empleado como encajará con los demás, lo que más le motivará para dar su óptimo rendimiento y las actitudes que podemos o no esperar de él. 

3- Lo que hay en el mercado, identificarlo para elegir bien. Las entrevistas convencionales de trabajo son un mal necesario para ambas partes, pues el modo en el que suelen llevarse a cabo no favorece conocer de veras al candidato, salvo en algunas excepciones. Pero el Eneagrama nos ofrece la oportunidad de familiarizarnos con los nueve tipos de personalidad que nos podemos encontrar, y eso nos ayudará a determinar el tipo que mejor se ajustaría al puesto además de  facilitar tanto la transmisión en nuestra oferta de lo que necesitamos como la elección entre los candidatos que nos lleguen.
 

  • Suscríbete a nuestro boletín de noticias mensual