Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar Más Información Entendido

3 pasos previos si estás pensando en alquilar un negocio

3 pasos previos si estás pensando en alquilar un negocio

2017-02-14 10:07:19

3 pasos previos si estás pensando en alquilar de un negocio.
 

Normalmente cuando hablamos de alquilar un negocio nos estamos refiriendo a un comercio que ya está en marcha o a una pequeña empresa de servicios. Algunos ejemplos que actualmente están muy en boga para esta modalidad de emprendeduría son peluquerías, centros de terapias o belleza, papelerías, bares, restaurantes, escuelas de idiomas o tiendas de alimentación. 
En este post te hablaremos de algunos de los factores que debes tener muy en cuenta si te estás planteando seriamente el alquiler de un negocio en marcha.
 
1- Los números. Conocer a fondo el estado de las cuentas de un negocio, el histórico de facturación o la cartera de clientes reales, es fundamental para valorar el precio a pagar (sea como alquiler o incluso si nos piden un traspaso o fianza por el contenido del local). Para que el periodo de alquiler acabe con buena sintonía entre las partes es preciso redactar un documento en el que se detalle el contenido del local que vamos a alquilar: maquinaria, stocks, personal (si vamos a contar con él), etc. Además, en caso de que decidamos al final ejercer una posible opción de compra del negocio, un documento de estas características será de gran ayuda a la hora de valorar el precio de la transacción.

2- El producto, posicionamiento, etc. Al alquilar un negocio en marcha, tanto si el producto es un bien como si es un servicio, es importante conocer bien el cliente objetivo al que va dirigido, pues ello nos ayudará a ajustar bien lo que ofrecemos a sus necesidades y requerimientos, y así cumplir con sus expectativas.  

3- El plan de objetivos debe ser viable y realista. Para ello debemos conocer bien, además de las cuentas, los cambios que pueda haber sufrido el negocio en los últimos tiempos antes del alquiler, tanto en cuanto a competidores, clientes o incluso nivel del producto/servicio que se ofrece. También posibles cambios en la zona en la que está ubicado, así como en la legislación a la que está sometido. Todo ello nos facilitará la información necesaria para construir con solvencia un plan de objetivos viable y realista para nuestro futuro negocio, y a evitar sorpresas inesperadas.
 
Probablemente la herramienta más importante a la hora de decidirnos sea la intuición, pues sin ella es difícil entusiasmarnos por un proyecto. Sin embargo en el caso de un negocio nuestro consejo es que ésta vaya siempre acompañada de un buen asesoramiento, por parte de expertos en el sector en el que hemos fijado nuestros objetivos, con el fin de llegar a cerrar el trato de forma favorable para nuestros intereses.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias por email