Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Aceptar Cómo configurar

3 Razones por las que invertir en un negocio

3 Razones por las que invertir en un negocio

2016-11-08 09:49:45

3 RAZONES POR LAS QUE INVERTIR EN UN NEGOCIO
 
Aunque invertir en un negocio comporta un cierto riesgo, la rentabilidad que puedes obtener es altísima respecto a inversiones alternativas, como depósitos o renta fija a largo plazo, cuya rentabilidad se encuentra actualmente entre el 0 y el 1%.
 
Parece que la economía española vive por fin un ciclo expansivo, que aunque moderado y condicionado por las futuras decisiones de política interior y exterior, empieza a dar muestras de que el parón en la actividad sufrido durante los últimos ocho años, empieza a revertir.
 
La compra de un negocio, o la adquisición del mismo mediante traspaso o cesión, son dos opciones que te permitirán realizar un cálculo aproximado de rentabilidad, ya que puedes disponer de la cuenta de resultados de los últimos años con lo que minimizas los riesgos de la inversión.
 
Al margen de ello, a continuación, te vamos a exponer 3 motivos por los que consideramos que éste un buen momento para invertir en un negocio:
 
1- Los costes de la financiación son reducidos y las condiciones de acceso al crédito están mejorando.
Los tipos de interés bajos parece que han llegado para quedarse, al menos hasta finales del 2017, según previsiones de las principales entidades bancarias. Además, han “resucitado” productos financieros que parecían haberse extinguido, como las pólizas de crédito; y las entidades bancarias tras el batacazo inmobiliario, empiezan a conceder créditos destinados a la actividad empresarial. Ya no es misión imposible conseguir financiación para invertir en un negocio, en especial si está en funcionamiento.
 
2- Rentabilidad frente a inversiones alternativas. Un negocio puede ser una buena alternativa de inversión en momentos como el actual, en el que los tipos de interés están por los suelos.
 
3- El precio de adquisición o arrendamiento de los locales, naves industriales y oficinas comienza su ascenso. Estos bienes inmuebles han sido especialmente castigados por la crisis sufrida en los últimos años, hasta el punto que muchas de las rentas de los  contratos de arrendamiento vigentes han sido renegociadas con los arrendadores a la baja.
Ahora bien, esta tendencia descendente ha empezado a invertirse y ya se perciben ligeros incrementos en las rentas de alquiler de locales comerciales y oficinas en casi todas las zonas “prime” de las principales ciudades, por lo que todavía es un buen momento para formalizar nuevos contratos de arrendamiento a largo plazo, si decides crear un nuevo negocio; o renegociar el plazo de duración de los actuales manteniendo los precios, en caso de que optes por el traspaso o cesión de un negocio en funcionamiento.
 
Es posible que alguno de estos motivos sea la razón por la que el número de nuevos emprendedores autónomos se ha incrementado en 22.178 en lo que va de año.

  • Suscríbete a nuestro boletín de noticias mensual