Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar Más Información Entendido

Montar un negocio: 11 errores que un emprendedor no debe cometer

Montar un negocio: 11 errores que un emprendedor no debe cometer

2017-01-31 10:39:28

Montar un negocio: 11 errores que un emprendedor no debe cometer
 
Si tienes intención de montar un negocio, este post te interesa ya que vamos a tratar los 11 errores más comunes que deberías evitar si pretendes que tu negocio sea viable.
 
1-     Confundir una buena idea de un buen negocio.
Es esencial diferenciar una buena idea de una oportunidad de negocio. ¿Cuándo estás ante una oportunidad de negocio? Si tu idea proporciona una propuesta de valor, es decir genera valor para el cliente, tienes el equipo capaz de ejecutarla y lo haces en el momento adecuado, tienes una oportunidad de negocio. En caso contrario, sólo una buena idea, no te confundas.
 
2-     Olvidar que el cliente es el rey.
La famosa frase “el cliente siempre tiene la razón” no es solo una frase. El cliente es quien paga tus facturas, sin él no hay negocio, por eso hay que escucharlo con atención y ofrecerle aquello que demanda.
 
3-     Pensar que el cliente va a acudir a tu negocio, va a comprar tus productos o a contratar tus servicios por el simple hecho de “abrir la persiana”.
No te olvides que la publicidad es un “mal necesario” sobre todo al inicio, así que no cometas el error de no provisionar una partida para hacer campañas publicitarias que den a conocer tu negocio, tus productos o los servicios que ofreces.
 
4-     Encerrarte o aislarte con tu gran idea.
Antes de lanzarte al vacío, debes testear. No tengas miedo a las críticas, transmite tu idea más allá de tu círculo de amigos y familiares, busca opiniones expertas, críticas y objetivas.
 
5-     No saber vender.
Rodéate de un equipo que tenga carácter comercial con independencia de cuál sea tu producto, sector o servicio que ofrezcas.
 
6-     No invertir tu propio dinero.
Si no inviertes es que no crees y si tu no crees en tu negocio ¿quién lo hará?
 
7-     No controlar adecuadamente los márgenes comerciales.
 
8-     No saber cómo funciona la tesorería.
Aunque parece algo evidente, no todos los emprendedores entienden cómo funciona.
 
9-     No saber delegar y no rodearte de personas que sean mejor que tú.
 
10- No hacer un análisis de sensibilidad.
Del mismo modo que prevés el crecimiento debes planificar la situación inversa, es decir, la del fracaso total.  Planificar ese fracaso te servirá para limitar el tiempo máximo y los recursos económicos que vas a destinar a tu negocio. Pondrá fecha de inicio y final, en caso de fracaso. Sabemos que no es el escenario deseado pero más vale parar a tiempo que morir en el intento.

11- Por último, el peor y más garrafal de los errores es NO INTENTARLO.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias por email