Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar Más Información Entendido

Los 8 puntos clave que debe contener un plan de negocio

Los 8 puntos clave que debe contener un plan de negocio

2016-11-07 12:03:09

LOS 8 PUNTOS CLAVE QUE DEBE CONTENER UN PLAN DE NEGOCIO
 
Un Plan de Negocio es un documento que contiene una idea o un proyecto empresarial y los aspectos relacionados en éste: objetivos, estrategias a seguir, organización, inversión, rentabilidad estimada…
 
Sirve de guía para que el emprendedor o empresario pueda seguir un orden en el desarrollo de su negocio, que le permita la consecución de los objetivos marcados, no sólo cuando emprende un negocio de nueva creación, sino también cuando adquiere uno en funcionamiento por compraventa, cesión o traspaso.
 
Es un documento imprescindible para obtener financiación, ya que la mayoría de entidades financieras lo solicitan cuando nos dirigimos a ellas en busca de liquidez; así como para comunicar la idea de negocio a los posibles inversores interesados en formar parte del mismo.
 
En este post vamos a darte las pautas para que puedas elaborar tú mismo un plan de negocio.
 
En primer lugar, el documento debe tener un estructura ordenada y lógica, por lo que es esencial que cuente con un índice de contenidos. A modo de recomendación, os proponemos una estructura mínima con los contenidos que, bajo nuestro punto de vista, son esenciales en cualquier plan de negocio o de empresa.
 
1-     Resumen ejecutivo. Es una parte importantísima del plan de negocio que contiene el resumen del documento con las estrategias a seguir. Debe transmitir los motivos por los que has decidido emprender el negocio en cuestión, la actividad que vas a desarrollar, el equipo humano con el que cuentas, los medios que necesitas para conseguir tus objetivos y la rentabilidad que esperas obtener una vez conseguidos. Se recomienda que tenga una extensión máxima de dos páginas.
 
2-     Descripción del negocio. Cuáles son los productos o servicios que ofreces sin caer en el error de detallarlos en exceso, sino transmitiendo la necesidad que tiene el consumidor de consumirlos o usarlos.
 
3-     Estudio de mercado. En este punto, es esencial que hagas referencia a la situación del mercado respecto al producto o servicio que ofertas (si está estancado o en evolución) y a tus posibles competidores,  destacando en qué te diferencias de ellos.
 
4-     Plan de marketing. Debes definir cómo vas a acceder al consumidor, como vas a dar a conocer tu negocio o servicio a tus clientes, qué campañas publicitarias, promociones...vas a iniciar.
 
5-     Organización y RRHH. Con independencia del tamaño que tenga tu empresa, debes elaborar un organigrama con el personal que requieres para desarrollar tu actividad, detallando el cargo y las funciones de cada uno de los empleados.
 
6-     Proyecciones financieras. Tu proyección financiera debe ser lo más realista posible. Suele ser más fácil elaborar una proyección financiera más ajustada a la realidad si has adquirido un negocio en funcionamiento, por traspaso o cesión, por ejemplo, pero también es posible realizar hipótesis más o menos objetivas con un negocio de nueva creación. Tus proyecciones financieras deben apoyarse en el estudio de mercado previo, guardar relación con las conclusiones del mismo y reflejar como mínimo los tres primeros años de actividad. Los inversores suelen analizar los balances y las cuentas de resultados de un modo mucho más objetivo de tu, por tanto, si pretendes dar credibilidad a tu negocio, no debes exagerar o falsear los resultados.
 
7-     Inversión. Las proyecciones financieras constituyen la herramienta que te permitirá determinar cuáles van a ser las necesidades de capital de tu negocio y qué medios de financiación son los más adecuados: capital riesgo, préstamos…También te permitirán estimar la rentabilidad del negocio.
 
8-     Desinversión. El plan de negocio debe contener un apartado que indique en qué momento podrá el emprendedor o inversor dejar de invertir, recuperar el capital y empezar a cobrar las plusvalías de la inversión.
 
Por último, pero no menos importante, no olvides que una imagen vale más que mil palabras, así que viste tu plan de negocio o empresa con una presentación impecable, una portada con tu imagen de marca que contenga tu logo y los datos de tu empresa.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias por email