Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar Más Información Entendido

Una mala financiación ¿el mejor modo de hundir un negocio?

Una mala financiación ¿el mejor modo de hundir un negocio?

2017-04-12 10:35:17

Una mala financiación ¿el mejor modo de hundir un negocio?
 
 

Dentro de los cientos de problemas que pueden surgir en la gestión diaria de tu negocio, uno de los más ‘mortales de necesidad’ son los financieros. Estos problemas suelen derivar en la asfixia del negocio por falta de liquidez y en el cierre de proyectos que con una buena financiación hubiesen progresado adecuadamente.
 
En este post te vamos a contar los errores más comunes que se cometen en estos casos.  
 
1- El primero es no calcular bien las necesidades de financiación. Si lo calculas a ojo es fácil que tus cuentas no cuadren en la realidad de tu empresa, pues es muy difícil tener en cuenta los posibles escenarios sin un buen análisis de las necesidades financieras del negocio. Para hacerlo bien es necesario hacer una proyección de la tesorería de la empresa y ver cuál es el agujero que en esa tesorería nos generan las operaciones y las inversiones. Haciendo eso se conoce cuánto y cuándo necesitará dinero la empresa.
 
2- El segundo error es preguntarse: ¿cuánto dinero necesito para que la empresa viva, por ejemplo, un año? Porque las necesidades de financiación hay que ajustarlas con la consecución de objetivos importantes que te permitan aumentar el valor de la empresa y, por ello, salir a buscar dinero con mayores perspectivas de conseguirlo. Pero puede que eso no ocurra en el primer año, por tanto no es realista plantear las necesidades de financiación en términos de años naturales.
 
3- El tercero es lo que suelen hacer la mayoría de emprendedores: calcular grosso modo y decidir en base a ello. El tengo que invertir X dinero en comprar unos activos y además contratar a X personas. Calcular así las necesidades financieras de un negocio es un error. Pues esos cálculos suelen sobrestimar las inversiones e infra estimar los gastos. Se acostumbra a considerar que se va a tardar menos en conseguir determinados objetivos, que se van a pagar sueldos más bajos o a tener menos gastos generales de los que la realidad impone.
 
En el momento de plantear un nuevo proyecto empresarial la parte financiera es fundamental. Por ello te recomendamos que acudas a profesionales que la conozcan bien, para que te aconsejen y prevengan sobre posibles escenarios.
 
 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias por email